Carolina Bonilla

SITUACIONES QUE DIFICULTAN LA CONVIVENCIA ESCOLAR

 

 

     Hoy sabemos según nos menciona en su libro Rosario Ortega Ruiz ( s.f. ) que el equipo docente, como grupo de profesionales, es un elemento decisivo en relación a la calidad de la enseñanza, y aunque cada profesor/a es importante en sí mismo, es el conjunto de los que forman un equipo docente lo que realmente incide en la buena marcha de la vida de relaciones interpersonales en las escuelas. Por lo tanto su papel en el desarrollo de un ambiente de aprendizaje armónico, solidario, de respeto mutuo es trascendental. Muchas de las veces en las aulas ocurren situaciones de conflicto en las cuales el docente debe actuar como mediador y tomar el conflicto como una oportunidad de crecimiento y desarrollo de la buena convivencia, porque el conflicto es una situación inherente a los ambientes de convivencia.

 

Dentro de las situaciones que dificultan la convivencia escolar  Calvo ( 2003) Establece una  clasificación de los distintos “problemas de convivencia”  asociados a la realidad educativa:

 

v  Conductas de rechazo hacia el aprendizaje..- Se refieren al comportamiento que tienen los estudiantes para evitar las situaciones de enseñanza-aprendizaje, que no alteran sustancialmente  el ritmo de trabajo de los compañeros, pero si afectan el trabajo del docente, creando malestar en el mismo y en los alumnos que buscan lograr un buen desarrollo académico.

 

v  Conductas de trato inadecuado. Desinterés por las formas de relación social que se consideran aceptables. A través de los procesos de socialización, los estudiantes aprenden a ser miembros de una comunidad concreta. Calvo (2003) nos dice que ésta internalización se produce en dos momentos sucesivos: socialización primaria (transmite el lenguaje, primeros esquemas de la sociedad con un alto componente emocional. Y la socialización secundaria (incorpora pautas culturales del grupo normativo.

 

En el proceso de socialización primaria los alumnos reciben los principios, valores y las primeras normas de disciplina familiar por lo que esto resulta determinante para el comportamiento futuro del individuo. En el proceso de socialización secundaria, las formas de comportamiento dependen del modo en que se ha realizado la socialización primaria y la coincidencia de valores y  normas en el grupo primario y secundario. La conducta del trato inadecuado se produce porque los alumnos muestran dificultades para conocer y aplicar las normas de la escuela como son llegar temprano a la clase, asistir obligatoriamente, cuidar el mobiliario entre otras. En cuanto a la intervención del docente para evitar que estas conductas se sigan dando se deben introducir al currículum escolar actividades que respondan a los objetivos de socialización, adquirir habilidades sociales durante el proceso enseñanza aprendizaje, promover el conocimiento y aceptación del otro., promover la resolución de conflictos como una actividad que permite compartir conocimientos, llegar a acuerdos. Etc. Es necesario que las familias tomen con gran responsabilidad el proceso de socialización que los niños desarrollan en casa porque es la parte  básica para mejorar la convivencia en las aulas.

 

v  Conductas disruptivas.- Son Comportamientos que distorsionan o  interrumpen el proceso enseñanza aprendizaje del aula. Las conductas disruptivas constituyen un conjunto de conductas inapropiadas dentro de la clase que retrasan o impiden el proceso de enseñanza aprendizaje, propiciando un clima de aula tenso Fernández (2001). Este problema surge por la interacción que existe entre los alumnos en un aula escolar como producto del trato continuo con sus compañeros y está determinado por su personalidad y por lo que el alumno ha vivido dentro de su ambiente familiar.

 

v  Conductas agresivas. Son aquellas en las cuales al causar daño a otra persona, generan placer en el agresor.  Se entiende por agresión cualquier forma de conducta que pretende herir físicamente o psicológicamente a alguien, Calvo (2003). En ella existe una clara intención de causar daño y de afectar  al  otro directa  o indirectamente. Según afirma el autor Berkowitzen  (1985) se identifican dos tipos de agresión –Agresión reactiva u hostil la cual produce un daño en la víctima y Agresión instrumental que produce daño en la víctima además de obtener un beneficio adicional, mediante el chantaje.

 

Como podemos observar existen variadas formas que dificultan la convivencia escolar, que inciden de forma poco deseable en el clima de clase al entorpecer y alterar las relaciones en el aula provocando situaciones de conflicto y agresión  repercutiendo en las relaciones entre el profesorado y los alumnos. Todas estas conductas tienen que ver con los procesos de socialización que los alumnos han vivido en el entorno familiar y escolar desde su infancia así como el rechazo al aprendizaje escolar poniendo de manifiesto el desajuste que existe entre los objetivos educativos de las instituciones y las necesidades reales de aprendizaje de los alumnos y de sus intereses personales además de que manifiestan que los alumnos desconocen totalmente las formas de relación apropiadas y que incluso son alumnos que no saben comportarse y que es el momento de enseñarles. También estas conductas ponen de manifiesto que es necesario internalizar las reglas, de asumir su necesidad para convivir con otras personas, ya que el sentido de de la norma es hacer posible la vida en común de todos. Nélida Zaitegi (2010).

 

© 2014 Carolina Bonilla

73827